Menu

Que me dijeras que «ya era suficiente» hizo que me diera cuenta de que era cierto.

Me pasa casi todas las veces que salimos. De hecho, ahora hago apuestas sobre cuánto tiempo tardará alguien en decirme «¿Estás borracha?». Lo irónico del asunto es que no bebo alcohol. Pero por desgracia mi cuerpo hace un buen trabajo imitando a alguien que sí bebe. Sé Cuándo está a punto de pasarme, es como un cortocircuito en el cerebro y, de repente, empiezo a arrastrar las palabras. Y para empeorar las cosas, a veces el labio superior se me queda dormido. Eso significa que cuando empiezo a beber mi copa sin alcohol, me la tiro por encima. Puede ser muy vergonzoso, pero no puedo preocuparme por dar explicaciones cada dos segundos. Sin embargo, el colmo fue cuando fui a la barra a pedir la segunda ronda por el cumpleaños de mi padre. Me costó pronunciar las palabras, y el camarero se rio en mi cara, diciéndome que ya era suficiente. Fue entonces cuando decidí exigir más a la vida con EM.

¿Qué hizo que le exigieras más a la vida con EM?

Este año, queremos que compartas la historia del momento que te motivó a Exigir Más a la vida con EM.

Comparte tu historia

Está a punto de salir de

www.TheWorldvsMS.com

Está a punto de salir de www.TheWorldvsMS.com. Sanofi Genzyme no es responsable del contenido de este sitio web externo.

Está a punto de salir de

www.TheWorldvsMS.com

You are leaving to visit another one of our group websites. This website may be governed by different terms and conditions.

¿Por qué te ha resultado útil este contenido?

¿Por qué no te ha resultado útil este contenido?

Gracias por tus comentarios.